Rocca di Papa

El pintoresco pueblecito medieval admirablemente situado en la ladera de Monte Cavo, conserva la memoria de la antigua Cabum Latina, lugar consagrado a Júpiter del Lacio.

Lo que antes llama la atención en Rocca de Papa es su espléndida posición panorámica: escalada a 681 m. de altitud, en el margen interno de Monte Cavo, permite disfrutar de las mejores vistas paisajísticas de la zona. La vista al pueblo – el único de Castelli Romani (Castillos Romanos) que ha conservado intacto su aspecto medieval- también regala vistas pintorescas de las casas aferradas a la roca y del complejo laberinto de empinadas callejuelas escondidas entre los edificios.

El núcleo urbano está dominado por el Belvedere della Fortezza Medievale (Mirador de la Fortaleza Medieval), lugar arqueológico de gran valor, desde el que se puede disfrutar de un panorama único que llega hasta el mar.

El territorio de Rocca di Papa es muy amplio y se asoma desde lo alto de un valle llano, el Vivaro, que aloja el Centro Federal de Equitación del CONI, uno de los destinos preferidos de los romanos para sus excursiones, y de expertos caballeros y amazonas que practican la equitación en esta amplia extensión.