Albano Laziale

La ciudad que fue la antigua Alba Longa y elegida después por Séptimo Severo para instalar su fiel Legio II Parthica, hoy es un alegre centro turístico y cultural

Lago Albano
La localidad de Albano, cuya historia tiene orígenes muy antiguos, surge enclavada en la ribera del lago del mismo nombre y merece una detenida visita por los vestigios arqueológicos y arquitectónicos, que empiezan en el Latium Vetus, pasando por la Roma republicana e imperial y llegando hasta el Renacimiento. Buena parte de éstos restos se exponen en el Museo Municipal de Palacio Ferrajoli.

La estructura urbanística del actual centro histórico sigue en parte las vías del antiguo castrum romano (campamento de la Segunda Legión Pathrica Severiana, de planta rígidamente rectangular) del cual aún pueden verse parte de los muros, con los importantes restos de la Porta Pretoria. Las Termas, el Anfiteatro y las Cisternas constituyen los principales vestigios de las estructuras públicas puestas a disposición de los legionarios y de sus familias.

Pero además de los hallazgos arqueológicos, Albano ofrece considerables atractivos por la belleza de su paisaje circundante y por su rico patrimonio enogastronómico, que lo han convertido en destino de un turismo atraído desde la época del Grand Tour.